Es tiempo de concretar.

Descubrí lindas cosas en los mundos que observaba desde la lejanía relativa que supone ser parte del juego de las dimensiones.

Están presentes como quien puede ver tras el muro de su propia vista.

¿Aprecias tu la realidad como un ente dominante de su entorno?

Que lindo fue poder verte, cargarte y llevarte a mi tiempo por un instante, que lindo fue depositarte en tu espacio y amarte.

Gracias vida, porque tu dulce ser me has dado paz e Inocencia cuando el control excesivo me aturdía.

Hoy desentierro y vuelvo consciente la sabiduría que poseemos, el amor que guardamos y la paz que nos refugia.

En medio de esta incertidumbre que se ha vuelto la vida, abogo por el sentimiento profundo de amor, de reconstrucción y valentía por los nuevos tiempos.

Pues aún faltan misterios por entender, y herramientas que forjar. Mas sin embargo en mi pecho esta alcanzarlas y así abogar por las mentes y las conciencias que inconscientes anhelan despertar, o en su igual, trabajar para avanzar.

Visualizo un tiempo tranquilo, confiando en el orden natural del universo.

Mentalmente trato de armonizar mis estados, transmitir seguridad y aunque mi trabajo este consistiendo en equilibrar mis repuestas emocionales, meditar la palabra antes de expresarla, pues en ocasiones la intolerancia me abruma, es ahí cuando más observadores debemos reflejarnos.

Para mi, conversar con mentes de “grandes” experiencias de vida (pues en su mayoría lo son) me colma de satisfacción, observar sus rostros, ver como se autoproyectan al referirse a los consejos sabios, es ser paciente, pues palabra que realmente nos llene solo he escuchado en el vivo y el directo del dialogo con una buena cerveza.

Está presente en cada instante mi deseo de trascribir todo lo que analizo, lo que imagino, lo que sueño y aun mas lo que observo pues es para mí el mayor placer que he sentido.

Es alimento para el alma, para la vida.

Solo puedo agradecerte por ser valiente como lo has sido hasta hoy, por atreverte a saltar, volar, caer y casi ahogarte.

Gracias por rescatarme y hacerme creer que tienes un porcentaje de control necesario para dividir los pensamientos y extraer lo objetivo, lo superficial, lo sensible y tu verdad.

Seguirás borrando memoria cache, las cookies y toda información que sea menos apta se almacenar.

Ahora ya es turno de concretar.

Gracias, lo siento, perdón, te amo.

All-focus
1999

 

Eso me recuerda.

IMG_6593

          El tono de voz tranquilo que escucho en mi cabeza determina los momentos que se plantean como el ahora, el respeto por la determinación al cambio de actitud, la tolerancia y su funcionalidad en la autosanación de mente y cuerpo desembocan en una sincronía de palabras aleatorias, superpuestas en el tiempo y correlacionadas entre si para dar mensaje a un mismo ser.

          Eso me recuerda que el llamado inconsciente de los anhelos es tan solo la atención por alcanzar la autorrealización.  Entonces he aquí a los deseos intuitivos, pues son ellos claros, objetivos y tan poderosos como una afirmación; recuerdo a su vez a…

Las lenguas incrédulas

Las lenguas entendidas

Las lenguas enseñadas

Las lenguas transmitidas.

Sus diferentes ciudades y sus diferentes vidas.

          He querido ser y dedicarme a muchas cosas en los diferentes momentos de mi vida, y es por ello que me aprecio como una mujer que fluye, que se regocija imaginando y que se baña en placer cuando entre tanto rayo de ensoñación: la realidad la elije para tomar una decisión que voltee su sendero y la haga volver a soñar.

      La ansiedad que se presenta en circunstancias adversas a la zona de confort determina cuan arraigada esta la mente a viejas formas de percepción y codificación.  ¿Cuán dispuestos estamos a reconocer su función de alerta, acción?; Optando por dos simples caminos, la autoflagelación del temor propio al evadir el necesario reconocimiento de lo que nos bloquea, o mostrarnos ante nosotros mismo como seres vulnerables, con capacidad suficiente de autosanación y autoaprendizaje; aceptando nuestras incongruencias, perdonando nuestras moralidades, y amando al ser sincero que cohabita en silencio junto a nuestra mente.

IMG_6644

    Es por ello que la batuta de la determinación, la motivación y la fuerza de mantenernos con vida en medio de nuestros universos, solamente la poseemos nosotros, así tenemos mayores herramientas para estar en sintonía con el equilibrio y darle orden al mismo.

     Observa y está atento al entorno, en silencio y reconocimiento humilde, sé pues como el curandero que quieres que te sane, como el amigo que te sonríe, sé como la palabra que te anima o la canción que te hace danzar.

Sé tu lo que necesitas ser en el momento que tu energía lo pida.

Creo que así podemos conocer algo de la libertad.

 

Ámbar Montes de Oca

Fotografía: Arnoldo Porta

Instagram: @atormentado

 

Contemplé

IMG_8197

Perdí los registros que poseía,

por las íras de mis impulsos.

La decepción de mis temores,

la innegable paciencia de mis instintos.

Estallé en placeres

que se encontraban prohibidos,

por los miedos represivos.

Manantiales claros eximidos,

torrenciales sensitivos.

Alcancé pecados de muerte

tras rejas que apresaban mi mente.

Experimenté éxtasis de claridades

bajo olivos cautivos,

manglares perennes,

testosteronas danzantes,

 y soledades hirientes.

Perdiendo la vida en la calle,

resucitando en veredas,

viviendo en el aire.

Transporté con cautela,

realidades renuentes,

Silenciando mi voz,

avivando la cognición.

Transcribiendo el pensamiento,

comprendiendo al sujeto,

desde los tiempos pasajeros

y sus velos más certeros.

IMG_8246

Observando divisé a cinismo,

 y al más sensible reparto,

desde los pueblos más llanos,

hasta los montes más bastos.

Escuchando las voces,

para mi, canto sagrado.

Batallando con coraje

las historias mas experimentales.

Bastaba comprender,

que sin sentidos,

no habría nada.

Cuando el silencio,

lo era todo,

y el mañana,

ya llegaba.

 

 

Ámbar Montes de Oca

Fotografía: Arnoldo Porta

Instagram: @atormentado

 

 

 

Ponle el título.

140320174006-01-venezuela-0320---restricted-story-top

Era de mañana y entraba una luz tan hermosa por aquella panorámica, era inmensa, estaba asomando la media mañana; – ¿Qué podía salir mal? Unas vacaciones en familia, ¡nunca pueden salir mal! . -Pensé; en ese preciso instante, al ver el  rostro del aquel adolescente, lo entendí.

– ¡Tranquilo!, no te alteres, no nos va a pasar nada, mírame y respira-, sostuve su rostro firmemente-, Mira, así-, hiperventilé.

No creía lo que mis ojos observaban. Pero ¿qué podía salir mal?, era un hermoso día, un amplio balcón, y la luz perfecta, no podía entender lo que estaba pasando afuera, ¿qué era eso? ¿Misiles? ¡En serio! De pronto el joven grito, rompió en llanto, y solo gritaba: – ¡Somos los próximos! ¡Somos los próximos!

Y explotó, el edificio continuo al que nos encontrábamos, simplemente explotó; desapareció en ruinas, entre sangre y llanto, entre polvo y llamas.

– ¡Corre, joder, corre! ¡Se acabó la calma! ¡Baja y busca a tus padres! ¡Corre! -. Le grité furiosa. Estos tipos, nos lo llevaban rato advirtiendo, ¡si fuimos incrédulos, vale!

Ni siquiera sabía dónde me encontraba, estaba desorientada; ruido de ambulancia a lo lejos, el llanto de los niños penetraba aquel viejo edificio, – ¡Mamá, Papa! ¿Dónde estáis?, ¡Joder, respondedme! ¡Salid corriendo, que nos matan! ¿Dónde estáis? -. Me ardían los dedos, los nudillos ensangrentados, en ninguna puerta escuchaba sus voces.

Tengo que confesar, aquel tono en particular del silbido de mi padre me regresó a la vida. Ubiqué el piso, entre y los vi-, ¿Se puede saber que estás haciendo mamá? ¿Quieres dejar eso y salir del edificio? ¡Por favor! – Su rostro jamás lo olvidaré, estaba asustada, y ahora, se preguntaba en silencio, en medio del ajetreo ¿A dónde irían? nos habían avisado y no quisimos creer que fuesen capaces de hacer esto-, ¡No les importamos! Gritó, mientras metía ropa en el bolso; molesta, asustada, las emociones querían apoderarse de ella, cuando justo gritó mi padre, – ¡Ya cargaron dos de cuatro, vámonos de aquí!

En medio de tantas cosas regadas en el suelo por los temblores, buscaba mi cobija, pero no la halle. Corrí sosteniendo unos lentes oscuros, y en ese preciso instante; allí entre paredes que no conocía, me imaginé, en medio de escombros; buscando gente, sanando heridas, calmando la sed.

– ¡Por aquí, corred! – Escuche la voz de supervivencia de mis padres. Y salimos corriendo por una calle trasversal que daba a la avenida principal; cuando escuchamos esa detonación. Fue como un rayo, pulverizo esas viejas vigas en un abrir y cerrar de ojos.

– ¡Se acabó! – Escuchábamos gritar a la gente, pero el rostro de mis padres me confirmaba lo contrario.

– ¿Gordo y ese cuñete de pintura blanca? Preguntamos sorprendidas; como eco de sus pensamientos, mi madre y yo abrazadas.

– ¡Aquí no se ha acabo nada! Ahora es que falta casas por construir, familias que unir, y pintura blanca para dejarles en claro a esos “sin rostro”, ¡Que queda pueblo pa’ rato! – Nos abrazamos tan fuerte; estábamos bien, juntos, y con una fuerza que jamás antes habíamos sentido.

Ámbar Montes de Oca

Ilusos.

IMG_9250

Bendito sea el combate interno que se crea,
Cuando al borde de una decisión,
Mente y corazón exigen respeto.
Protestan para tener la razón.

Una puerta o una simple orden,
No podrán arremeter contra
Una esencia tan arraigada.
“Ignorantes ambos, ilusos”.

Cuando el instinto habla,
ni la razón más argumentada,
ni el sentimiento más puro de perdón
puede vencer este deseo animal,

Deseo animal que esconde una mirada penetrante y fugaz,
aquella que sentencia a su próxima víctima.
El animal marcó sentencia, aulló y dictaminó.
“Es el momento, es el lugar, este combate, lo gané yo”

Sin peros, sin rodeos, ni dolor, ni arrepentimientos.
Yo decido, yo vivo, yo existo, en verdad, no he muerto.
Aunque os halláis encargado, de intentar domesticarme.
Cuando aúlle, oídme. No he muerto, necesito alimento.

El cómo, cuándo, dónde y a quien, dejádmelo a mí, sé bastante.
Llevo mucho apresado, observando cada minucioso detalle,
De esa perfecta vida, vida que ambos ayudasteis a crear.
No os sorprendáis, ambos sabíais que existía.

Presentíais que cuando aullara, os callaría.
Basta, ya no, ahora entended algo.
Somos tres habitando en este cuerpo,
Cuerpo que no es de nosotros, pero que sin embargo dominamos.

Tú, mecánica mente observa y recuerda,
Tú, corazón de sentimiento puro, siente y habla,
Yo, sediento instinto proveeré adrenalina,
A este cuerpo que apenas siente fervor del deseo.

Inminente culpa vuestra.
Iluso de aquel que, como víctima,
fantasea con ser el depredador,
De este cuerpo empoderado.

Iluso de aquel que, al escuchar dulces palabras de amor,
fantasea con ser lobo y protagonista de tan excitante ritual.
Iluso de aquel que, al escuchar, la crudeza de palabras,
se excita pensando en posibilidades abstractas. Del improbable encuentro.

Ilusos todos, los que os creéis merecedores de este cuerpo.
Esta presencia, no se somete, a ningún ente carnal.
Solo tres antagónicos personajes, que se debaten día tras día,
En ver quien lleva el control. De tan insinuado cuerpo.

Sois todos unos ilusos del inminente poder carnal,
Ayudasteis a crear a todo este abstracto cuerpo,
Cuerpo que se auto-flagela con el pensamiento,
de ser en la totalidad de su esencia algo puro y veraz.

No dejemos que todo sea Fugaz…

Ámbar Montes de Oca

Cómplice de la conspiración:

Carlos Eduardo Rodriguez

 Pagina Web: Garabatos en Papel 

Fotografía: Arnoldo Porta

Instagram: @atormentado

Musas

 

image3

Misterios utópicos de comprensión.

Bellezas de naturaleza ancestral.

Fascinación del mundo banal.

Instantes de luz cegadora.

Fuerza en las luchas carnales.

Claridad de la creación inspiradora.

Encantos envueltos de pasión.

Delicadez acogedora.

image4

Musas de origen místico.

De naturaleza embriagadora,

del deseo ferviente.

Deseo de observar,

De contemplar la verdad.

A través de sus intensas miradas.

A través, de sus reflejos desnudos.

Desnudo de juicios, de egos, de moral.

_MG_4103

Vivas en el cálido instante,

Que envuelven con su paz,

Al más agitado cuerpo.

Que deleitan con su dulzura,

Al más amargo corazón.

Que susurran aventura

Al alma más gitana.

Ámbar Montes de Oca

Fotografia : Sara Ocanto

Instagram: @saraocantophotos

Modelo: Isabel Centeno

Instagram: @isavsarte

3 marzo 2017·3

LRM_EXPORT_20160815_130226

Conozco lugares fríos, como el hielo de aquella mirada.

Ardientes como el averno de tu mente.

Cálidos como el dulce hogar de tu corazón.

Oscuros como fosas comunes en tus recuerdos.

Luminosos como el destello de tu silueta desnuda.

Áridos como el desierto de aquellos brazos,

otros llenos de abundante flora, como tu libre alma.

Lugares vírgenes, como la intimidad atesorada.

Otros atestados de huellas, tantas pisadas, tantas manos.

 
He viajado y he conocido personas sin igual,

He conocido historias, amantes, rincones, secretos.

He sido testigo de sonrisas agradecidas,

he sido causante de palabras de amor, desenfreno y locura.

Otras veces fui el réquiem de vuestros difuntos besos.

 

Sin embargo.

No he hallado lugar modesto, tranquilo, y equilibrado,

No ha hallado mi alma, refugio puro y acogedor.

 

Mientras, deambulo por parajes misteriosos de mi inexplorada alma.

Alma, que pide gritos ser encontrada.

Ámbar Montes de Oca.

Coleccion 1617·2 “Zona de Nadie”

IMG_4390

Zona roja, estado de alerta, no hay nadie.
Observe y no, no hay nada.
Solo largas, largas calles,
Que en medio de su oscuridad,
abrazaban la fría noche.
Un par de vehículos transitando,
todos sintiendo esa adrenalina,
que hasta el más audaz siente.
No es tu zona, esa zona,
ya no es de nadie.
Se perdió buscando paz,
en donde hallo guerra.
Anhelando tranquilidad,
cuando se vio presa de la desesperación.
Construyendo seguridad,
cuando su hijo se hundía en la delincuencia.
No es mi zona, ya no es de nadie.
No entiendo razones de acuerdos y doble moral.
Entiendo, que solo la bondad podrá sanar,
la frialdad de esas calles,
que un día dieron la vida,
hoy procrean muerte y miedo.
Pero que mañana gestaran la paz y la libertad.

Ámbar Montes de Oca 

Fotografía : Luis Ávila Landaeta

Instagram : @luisavilala

Colección 1617·1

eset

“Os he visto, y si sois básicos. Os seguís poniendo nerviosos cuando vuestro anhelado amor os llama después de tanto tiempo. O simplemente os cruzáis y no sabéis si besaros o huir cobardemente.
Sois básicos cuando admiráis sus cuerpos desnudos, pasionales y empoderados sobre vuestros cuerpos vulnerables y sois capaces de decir las más hermosas verdades, de una gran mujer. Básicos, como el hecho de retornar a casa de vuestros padres, a vuestro refugio, más allá de la edad que tengáis, vuestro verdadero hogar.
Cuando no importa en qué os desenvolváis, vuestro nivel de concentración asombra a la más intelectual de las mujeres.

No, no entiendo razón… ¿Porque nos anclamos, en decir que lo básico es inferior? Cuando en realidad, no pensamos más que en disfrutar la vida, así tal cual es. Así, tal cual vosotros la disfrutáis; sin supuestos, sin inseguridades absurdas.

Si, somos fuertes, protectoras, dadoras y fuentes de vida. Pero en medio de tanta complejidad, necesitamos un equilibrio; esa sencillez de un hombre puro, cariñoso, respetuoso, valiente y que entienda la complejidad de nuestra mente. Que en ocasiones presume de ser básica, pero que esconde grandes incógnitas, que se revelan como ideas etéreas en medio de un huracán objetividad.”

 Ámbar Montes de Oca

Fotografía: Miguel Veliz 

Instagram: @miguelveliz95

No te pierdas.

2016-08-11-10-40-21-1.jpg

Solo te voy a pedir una cosa niña incrédula;

Esta vez, no te vayas a perder.

Vete, lárgate, huye si dar señal, pero no te pierdas.

Ama, ama apasionadamente,

Entrega, entrega tu bondad, tu paz y tu desinterés.

Reconoce el misterio, aprende de el.

Tu compasión y aquella niñería, regálasela a quien la valore.

Incluso al que no, pues este aprenderá de ti.

Crea, crea vínculos que puedan durar toda la vida.

Nunca olvides, no te pierdas.

Vete, lárgate, huye sin dar señal, pero no te pierdas.

Encuentra el modo, aprende, escudriña.

Recuerda que no todo lo que te rodea es puro o tan si quiera real.

Cuestiónate continuamente, no supongas, jamás lo hagas.

Arriésgate, como siempre lo has hecho, advierte que la comodidad,

Es sin duda, la zona más peligrosa, sucia y nefasta.

¿Que sabrán ellos de encontrarse, si jamás se perdieron a sí mismos?

Nunca olvides niña, no te pierdas.

Vete, lárgate, huye sin dar señal, pero no te pierdas.

No tapes las cicatrices, ellas son tu herencia.

Tu motor de lucha.

Ahora, recuerda.

¿Cuál fue la recompensa, de purificar la contaminación extrema en la que caíste?

Mas perdidas no, ahora créate, esfuérzate y cuestiónate y sigue trasmutando conciencia.

Si ves que está en riesgo, tan solo una virtud…

Huye sin dar señal, pero no te pierdas.

 

Ámbar Montes de Oca

Fotografía: Miguel Veliz 

Instagram:@miguelveliz95